viernes, 20 de abril de 2018

Cheesecake de chocolate y café



Hoy vengo con una deliciosa tarta de queso sin horno, se prepara en apenas 30 m. Se puede tener preparada un día antes.
Es un delicioso postre para una comida familiar o con amigos.
A penas unos cuantos ingredientes que todos tenemos en casa. Esta tarta nos puede sacar de un apuro, cuando no se dispone de mucho tiempo.
Podemos decorarla antes de servirla a nuestro gusto. Tan fácil como ponerle por encima un poco de chocolate rallado, el que más nos guste. O cacao en polvo amargo.
Otra opción es ponerle galletas trituradas, o incluso unas frutas y nata montada.
Una misma tarta con distintos acabados según la ocasión y gustos.
Un postre casero, delicioso que elaboramos  en casa, sabemos lo que comemos y nos ahorramos un dinerito.


Cheesecake de chocolate y café

Ingredientes: molde 22 cm

400 g de queso crema (Yo light)
25 cl de nata para montar (Yo vegetal)
100 g de mantequilla derretida (Yo margarina lihgt)
240 g de chocolate negro
200 g de galletas  tipo digestive
200 g de azúcar glas (Yo de caña, molido)
5 cl de café frío

Elaboración:
Derretir 200 g de chocolate en un baño maría o en el microondas y dejarlo templar.

Forrar el molde (desmoldable) de 22 cm de diámetro con papel vegetal

Montar la nata con la batidora eléctrica y reservar en la nevera.

Triturar las galletas y  mezclar  con la mantequilla derretida.

Extenderlas en el fondo del molde y presionar.
 
Batir el azúcar y el queso crema juntos. Agrega el chocolate
derretido y el café, mezclar bien.

Incorporar la nata montada y mezclar con movimientos suaves, con una espátula.

Verter la mezcla sobre la base de galletas, alisar la superficie.

Dejar en la nevera por al menos 2 horas. Mejor de un día para otro.

Desmoldar la tarta de queso antes de servirla, decorar con chocolate rallado por encima.

lunes, 16 de abril de 2018

¿Harina de espelta o harina de trigo moderno?




¿Espelta o trigo?
A simple vista la espelta y el trigo son  cereales muy parecidos.  En realidad hay grandes diferencias entre estos dos granos. La espelta es un  antiguo cereal con  mayores  beneficios, a nivel nutricional y para el medio ambiente.
Espelta
Triticum spelta o espelta, es un grano menos conocido y mucho más antiguo que Triticum aestivum, el trigo. La espelta se cultivaba hace más de 7.000 años

En el s.XIX, con la evolución de técnicas agrícolas modernas, dejó de cultivarse, no resultaba rentable para los agricultores. Las cosechadoras podían cosechar el trigo común en un solo proceso, mientras que la espelta necesitaba otros procedimientos para extraer la cáscara exterior dura.

Pero la espelta no se perdió por completo, y en la década de 1980 fue redescubierta en Europa, por ello hoy podemos disfrutar de este  magnífico cereal.



 Diferencias, entre el trigo y la espelta

La espelta tiene un valor nutricional superior al trigo

Al ser un cereal más antiguo, no ha sufrido tantas modificaciones genéticas como el trigo, que fue manipulado para satisfacer las necesidades de fabricación.

La espelta ha mantenido muchas de sus características originales que le proporcionan un potencial nutricional, es de fácil digestión con cualidades anti-inflamatorias.

Proteínas. Tiene  más de proteínas que el trigo (15% frente al 10%), pero estas proteínas contienen los ocho aminoácidos necesarios para el cuerpo humano.
Estos aminoácidos denominados "esenciales" porque el cuerpo no puede producirlos. Sólo se consiguen a través de los alimentos. Además, contienen más cantidad de un aminoácido llamado lisina que en el trigo, en proteínas con mayor calidad biológica.

Fibra. La fibra de la espelta es fibra soluble. Ésta retrasa la absorción de los hidratos de carbono, por lo que resulta beneficiosa para todos  y especialmente para los diabéticos. Su alto contenido en fibra, actúa contra el estreñimiento y es bueno para dietas de adelgazamiento.

Minerales. El contenido mineral más alto, destacando el magnesio, fósforo, hierro y zinc.

Vitaminas.  Contiene vitaminas B, E y A. En una rebanada de pan de espelta encontramos un 75% de riboflavina (vitamina B2). Ideal para combatir las migrañas.
 
Por su gran riqueza en nutrientes, es buena para nuestra salud, nos ayuda en el sistema cardiovascular, óseo, sistema nervioso y sistema inmunitario.


 


Contiene gluten, y no es apta para celíacos, pero es mucho mejor tolerada que el trigo, por lo que muchas personas con tendencia a padecer algún tipo de alergia al trigo, no tienen ningún problema a la hora de consumir espelta.

En muchos casos, el consumo del trigo moderno conlleva problemas digestivos e inflamatorios.


 ¿Por qué digerimos mejor la espelta que el trigo común?

El gluten de la espelta tiene una composición molecular diferente que el gluten de trigo, siendo más frágil y soluble en agua. Sin embargo, el gluten del trigo no se descompone en agua, y cuando se trabaja se hace más fuerte. De hecho, el trigo ha sido modificado para desarrollar un alto contenido en gluten y poder producir un alto volumen de productos comerciales horneados.

En nuestro sistema digestivo ocurre algo similar. El gluten de espelta, que es más frágil, se rompe fácilmente en pedazos durante la masticación y la acción de mezcla, lo que permite a las enzimas y los ácidos secretados durante el proceso digestivo trabajar más fácilmente. En el caso del trigo, durante el proceso digestivo se forma un bolo, por lo que es más difícil de digerir.



El trigo se modificó para eliminar la cáscara exterior, y que resultara así más fácil de cosechar. Al no disponer de esta cáscara, el trigo moderno desarrolló inhibidores de la enzima para luchar contra las plagas (las enzimas son lo que usamos para digerir los alimentos). Estos inhibidores de la enzima retardan aún más la actividad de la enzima que se necesita para la digestión completa.

La espelta, con un casco exterior duro, no necesita inhibidores de la enzima, por lo que su digestión es más fácil.



Por último, la espelta tiene más contenido en fibra que el trigo, lo que ayuda a una mejor digestión del gluten.


La espelta es más resistente y más respetuosa con el medio ambiente

Con el fin de que fuera más fácil de cosechar, el trigo moderno se modificó para eliminar la cáscara exterior. Al suprimir esta cáscara, aparte de eliminar nutrientes importantes, el trigo se hizo más susceptible a insectos y enfermedades, lo que conllevó la necesidad de usar pesticidas tóxicos.

Como grano antiguo, la espelta ha mantenido su casco exterior duro, por lo que soporta climas más duros y es más resistente a enfermedades, lo que elimina la necesidad de herbicidas, pesticidas o fungicidas.

La espelta puede crecer en terrenos áridos, sin la necesidad de fertilizantes, es un cultivo de bajo rendimiento. Por lo  que es un cultivo, más sostenible a largo plazo y más respetuoso con el medio ambiente.





domingo, 15 de abril de 2018

Blinis light (Bielorrusia)

Como cada mes, a mediados el día 15 viajamos aun pais europeo, para conocer sus costumbres, su gastronomía y en especial la repostería tradicional del país.
Este mes con el Reto Reposteras por Europa, aterrizamos en Bielorrusia.
 
Destino elegido por Elena del blog: Miss Pimienta






Mi receta elegida para el destino de este mes:

Los blinis es una tortita tradicional de la cocina eslava (ucraniana, rusa, polaca y bielorrusa) son muy comunes en las recetas de Bielorrusia, tanto para dulce como para salado.



Los suelen comer con crema agria, salmón  ahumado y caviar. En recetas saladas, aunque son ideales para cualquier ingrediente, o para preparar canapés. Solo depende del tamaño en que los elabores. Es una masa muy sencilla que da mucho juego, ideal para desayunos o meriendas, formando bocadillos.

En dulce, se pueden consumir con frutas y salsa, o cremas. Eso ya depende d los gustos de cada uno.
La receta se puede elaborar con leche o con yogurt. Hoy la vamos a preparar con yogur desnatado y sin azucares añadidos. Y con una mezcla de harina de trigo y espelta. Para que sean más sanos y saludables.

Yo no le voy a poner azúcar, en esta ocasión ya que el yogurt que voy a utilizar es edulcorado de sabor limón. Podéis usar natural o el sabor que más os guste.
Esta masa tiene muchas ventajas, es muy rápida de preparar. Su elaboración es sencilla, yo utilizo una sartén pequeñita para que me salgan del mismo tamaño. Aunque se pueden también preparar al horno.

Como no los hago de tamaño grande. Los que no utilizo los congelo.
Y cuando quiero darles uso, los dejo a temperatura ambiente y los pongo un par de minutos en el tostador y están en su punto para comerlos o prepara unos bocadillos rápidos, a modo de sándwich.

Pero si los vais a utilizar al día siguiente, podéis dejar la masa en el frigorífico.
Podemos tomarlo en desayunos, meriendas o de  postre, ya que es muy nutritivo. Nos aporta defensas. No tiene grasa. Por lo que sería  un postre saludable, siempre que no nos excedamos en cantidad en la ración.

A la masa de le puede añadir algún fruto seco picado, semillas, fruta desecada…


Blinis light

Ingredientes:

1 huevo.
1 yogurt desnatado 0% grasa y 0 % azúcares (edulcorado)
5 gr de levadura química
75 gr de harina de espelta integral
25 gr de harina de trigo
1 cucharada de azúcar de caña (opcional)
Una pizca de sal.
Aceite (unas gotas para engrasar la sartén)

Elaboración:

Ponemos el huevo, el yogurt, la sal, la levadura y la harina en el vaso de la batidora.
Batimos hasta conseguir una mezcla cremosa.
Dejamos reposar por unos 15 a 20 m
Engrasamos la sartén con aceite, pintando apenas con una brocha. Ponemos dos cucharadas de masa.
Dejamos unos minutos dorar por un lado y volvemos.
 



Se toman recién hechos, pero podemos calentarlos en el tostador, si los preparamos un rato antes. Siguen estando igual de esponjosos y tiernos.Acompañado de dulce o salado es un delicioso bocado, sano y muy saludable.


¡¡¡Comer bien es importante, somos lo que comemos!!!